Thursday, April 14, 2016

You're human like the rest of them (1967)

'' A callar, pequeños bastardos... todos ustedes morirán, pero antes, se van a echar a perder. Se pudrirán. Por años, sus cuerpos se irán pudriendo poco a poco. Lentamente sus mentes, se pudrirán, poco a poco, a través de los años, dolorosamente, sus cuerpos un día dejarán de existir.''

Cuando se hizo este corto, las personas morían de cáncer antes de cumplir 30 años. La proximidad y la certeza de la muerte afectó al director, impulsándolo a realizar esta obra.

Después de 50 años, el cáncer sigue cobrando vidas, pero con los adelantos que se logran día con día, es posible vivir más después de una detección temprana.

El protagonista es Haakon, quien primero aparece como parte de un grupo de personas, la mayoría de edad avanzada, en una plática acerca de los riesgos de levantar objetos pesados inapropiadamente y los daños a la columna que esto ocasiona; después platicándoselo a sus colegas los maestros durante un receso y por último comentándoselo a sus alumnos, a quienes infiere la frase del inicio de esta entrada.