Sunday, April 24, 2016

Purple rain (1984)

La mayor parte de la semana pasada tuvimos fuertes tormentas aquí donde vivo, y el miércoles, después de que se fue la luz por unos instantes, ya no quise volver a encender la computadora y me puse a ver televisión a alto volumen, para que los perros se calmaran, pues le tienen bastante miedo a la lluvia, por eso de los truenos y relámpagos.

Y cambiando de canal porque nada me interesaba, escuché que Wendy Williams hablaba de la muerte de una persona que había sido amiga suya, y se trataba ni más ni menos de Chyna, aquella luchadora que yo siempre sospeché que era hombre. Y bueno, tenía hasta la voz. Seguro que si Alejandro Jodorowsky la hubiera conocido en sus buenos tiempos, la habría puesto en alguna de sus películas. En fin, el caso es que ya por la tarde, cuando la tormenta había cesado un poco, entré a ver videos en YouTube y había uno que hablaba de la muerte de Prince. ¿También? He esuchado que la muerte llega de tres en tres pero no el mismo día! 

El caso es que anoche SNL le rindió un homenaje con una compilación de sus apariciones musicales en el programa y todos los sketches que le hacía Fred Armisen, e incluso pasaron un video inédito de la tornafiesta del 40 aniversario, donde Prince se echó un palomazo y cantó ''Let's go crazy''.

Como yo en los 80s no ví su película de Purple rain, porque sólo me gustaban unas dos o tres canciones suyas, hoy aproveché y la ví en Vudu, por 4.99.

Trata de la vida de un muchacho que quiere ser famoso (Prince) y que canta en un antro donde comparte crédito con Morris, otro cantante quien le tiene envidia y para sacarlo de la jugada, crea un grupo femenino, con Apollonia Kotero al frente. Kotero es el interés amoroso de ''el muchacho'', pero también del Morris, así que como en su casa la vida familiar es insoportable, el muchacho se la pasa ensayando, el día que se entera de lo del grupo se molesta con su novia y no se vuelven a dirigir la palabra hasta el final, después del intento de suicidio de su padre de él, que similarmente, también fue un genio incomprendido de la música en su tiempo. Muy interesante y con las canciones que me gustaba ver en MTV y que creo hasta le dieron a ganar un premio.

Descansen en paz Chyna y Prince.