Thursday, March 17, 2016

Cuatro lunas (2014)

¿Se acuerdan de aquellos sketches de matrimonios que pasaban en NOCHE DE FIESTA?

Bueno, pues esta es la misma idea, solamente que adaptada con hombres gay. Las historias son cuatro, no están separadas como si fueran cuatro cortos sino que están contadas intermitentemente entre ellas sin interconectarse, excepto cuando al final dos muchachos de dos historias diferentes se cruzan en la calle y se ven a los ojos.

No aparecen en este orden pero tratan de un chavito de unos 10 años que está despertando a su sexualidad, un muchacho joven, otro ya más maduro y un señor en su tercera edad.

El muchachito siente curiosidad que estoy seguro es propia de su edad sin que eso signifique que es gay, pero sucede que se topa con otro compañerito que después de andarse manoseando lo exhibe con los demás en la escuela, lo humillan y hasta lo golpean por marica. 

Uno de los jóvenes se encuentra con un amiguito suyo de la infancia y sin saberse gays, surge entre ellos un extraño flechazo que los lleva a la intimidad. Uno lo acepta y el otro no, así que se separan en lo que uno de ellos pone en orden sus ideas.

La pareja que tiene más de 10 años junta padece de hastío y a uno de ellos se le acabó el amor. El otro ya no sabe que hacer para reencender la llama a pesar de que el otro se ve muy desorientado. Su separación es ineludible.

El señor casado y hasta con nietos busca a su edad intimidad a cualquier precio, aunque sean 2,000 pesos. Frecuenta baños saunas y allí conoce a un hombre con quien sostiene breves encuentros que finalmente no dejan satisfechos a ninguno de los dos.

Quien sabe como habrían estado las críticas hace dos años, pero ahora después de PINK, seguro que a esta le dan la palma de oro, pues está muy mesurada y se ve honesta, discreta y realista del mundo en que vivimos. 

El niño pide a su papá un juego de video que sabe le gusta a su amiguito, el muchacho perdió recientementea su papá y su madre no está lista para recibirlo a su salida del closet, el amante aburrido se queja después de 10 años de los manerismos de su pareja, y el anciano rechaza a su mujer para recibirla de otros hombres jóvenes. Decía Cristelo que llegaba el hombre a cierta edad en la que ya solamente podía dar lástima o dinero y este da las dos cosas, sacrificando incluso los regalos navideños de sus nietas por cinco minutos de placer.

Así es la vida y está muy bien retratada. Como debe ser, sin exageraciones...