Saturday, February 27, 2016

Scouts guide to the zombie apocalypse (2015)

Pocas películas de zombies nos han enseñado como sobrevivir, aunque muchas de ellas traten de hacerlo indicándonos como hacerlo paso por paso.

En esta ocasión, los chamacos del Club de exploradores no nos dicen como hacerlo, sino como sobreviven ellos gracias a su destreza y conocimientos, pues son además expertos nudistas. 

Al gordito, como todavía no se le alborotan las hormonas, sólo le hace ilusión recibir su trofeo ''cóndor'', pero sus amigos llevan ya tres años tratando de salirse del club sin saber como decírselo a él sin herir sus sentimientos.
Lo que detona el enfrentamiento entre ellos es una fiesta muy ''padre'' a la que dos deciden ir sin decirle al otro, y aprovecharán la noche de campamento para hacerlo.

Lo malo es que en esta noche pasarán muchas cosas que les abrirán los ojos a todos, pues con la epidemia zombie, que no sólo afecta a las personas sino también a los animales, tendrán que hacer uso de todos sus conocimientos y a ellos se une una muchacha que también podría ser nudista (aunque no sepa hacer ni un sólo nudo), pero que en realidad trabaja en el teibol. Ella asegura no ser ni bailarina exótica, ni artista del aire de esas que vuelan por un tubo y les vuelan la quincena a los parroquianos, como diría Chumel, sino simplemente una mesera.

En una sola noche los dos muchachos que huían hacia la famosa fiesta llegan al teibol, se les une la otra muchacha y después son acorralados en la cárcel, a donde habían ido en busca de ayuda. El gordito, por su parte, fue a buscar a su líder a su casa, se lo encuentra ya todo infectado y huye de él dejándolo atado a una silla, para reunirse con los demás. Cuando un militar les dice que le apidemia es incontrolable y que la ciudad será destruida en el transcurso de dos horas, ellos quieren ir a salvar a los de la fiesta, pero oh chasco, les dieron la dirección equivocada, jaja! Ahora tendrán que cruzar toda la ciudad para ir a casa de uno de ellos y ver si en el diario de su hermana apuntó la dirección.


Aunque este es el sentido del humor de los jóvenes de hoy e incluye referencias escatológicas y sexuales variadas como agarrarle las chichis a una zombie (de perdida), recibir un beso negro de una anciana zombie (Cloris Leachman) quien por suerte había perdido la dentadura postiza y no pudo morderlo, agarrarse del pene de un zombie y después arrancárselo y al lanzarlo enviarlo directamente a la boca de otro zombie, etc., la película es muy divertida y le da otro giro al ya sobreeexplotado género.