Wednesday, January 27, 2016

Jess & James (2015)

Jalan más un par de reatas que una carreta, o como era el dicho?

Como sea. Esta es la histora de Gerónimo y James, pero aunque nada tiene que ver con el legendario personaje norteamericano, a Gero le dicen Jess.

Y Jess y James se conocen un día y para que no dudemos que lo de ellos es puramente sexual, su escena de cama dura casi media hora. Desde ahí se vuelven inseparables, pues aunque Jess tiene amante embarazada, novia y madre que le reclama no hacerse cargo de sus compromisos y James sólo tiene una madre irritante que no lo deja a sol ni a sombra, ambos deciden que es tiempo de deshacerse de todas ellas e iniciar una nueva vida juntos. Para ello, James roba el auto a su madre, después de darle un somnífero para que no se de cuenta de nada.
Y allá van rumbo a un lugar llamado James Grey, que queda cerca de la Patagonia, pues antes tienen que pasar a visitar al hermano de Jess, quien lo abandonó siendo apenas un niño. 
En el transcurso del viaje conocen a Tomás y se enganchan en un buen trío. Tomás vive con su padre y no quiere dejarlo para unirse a los otros dos, así que siguiendo su camino llegan a una finca enorme con gran cantidad de naranjos en su huerta, donde una solitaria mujer los invita a pasar y quedarse el tiempo que quieran. Bueno, hasta que husmeando se entera del pasado de Jess y le reclama el haber abandonado a una chica embarazada y los corre. Porque eso sí, podrían tener mucho sexo homosexual por todas partes, pero ser padres incumplidos no, eso si que no!

Total, que llegan a donde vive el hermano y Jess se confiesa, quedan todos en paz y de pasada regresan a ver si ya Tomás decidió abandonar a su padre para pasársela más padre con ellos y si, el méndigo chamaco caliente lo deja todo por el placer carnal...

Envidiosos! Donde comen tres pueden comer cuatro!