Tuesday, December 29, 2015

Star Wars: The force awakens (2015)

El viernes por la noche se nos frustró la ida al cine, así que la dejamos para el sábado en la mañana.

La función dio inicio a las 9:30 y antes nos aventamos unos comerciales en 3D y cortos para una película de Hulu (11.22.63), una de FX (OJ Simpson), además de THE FINEST HOURS, SUPERMAN VS BATMAN, THE 5th WAVE, INDEPENDENCE DAY, KUNG FU PANDA 3, EL LIBRO DE LA SELVA, WARCRAFT y X MEN APOCALYPSE.

Pero ya ni me emociono, ya que al final cuando quiera ir al cine, no todas estarán disponibles en mi área, y para andar detrás de ellas por todas partes, quién tiene tiempo?

En fin. Como yo nunca pude ser fan de la serie de la Guerra de las Galaxias porque cuando se estrenó la primera yo ni sabía lo que era un cine, para cuando las ví (las primeras tres en maratón) ya no me parecieron gran cosa. Las segundas tres, que supuestamente ocurren antes de las primeras tres, las ví por televisión y la verdad, como dice Roberto, el cine no hay como ir a verlo al cine.

¡Qué diferencia! 

Como estaría el charco donde estaban sentados los fans, si hasta yo me emocioné al ver aparecer a Harrison Ford (que igual pudieron haber puesto a Steve Martin y nadie lo hubiera notado) con Chewbacca. Después sale la mini princesa Leia con sus chongos (en diferentes estilos) y en un ambiente muy familiar hablan de sus hijos y parientes, pues deben ir hasta donde está Luke, quien está desaparecido.

Y eso es toda la película. Claro que con bastante lucha aérea, secuestros, duelo de poderes de ambos lados, claro y oscuro, espadazos con los sables de luz y al final, cuando ya daban la hora del ángelus, sale Luke por tres segundos que para mí ni siquiera estuvo en la filmación, porque parecía sobrepuesto. Según yo, la película pudo haberse terminado antes de salir a buscar a Lucas, y hasta habría sido mejor. ¿Para qué mostrarlo por tres segundos? Lo hubieran dejado para la continuación...

El planeta maqueta también se veía muy chafa, pero seguramente tuvieron que hacerlo de papel maché para lograr el efecto tridimensional. Aparte de esas cosillas, muy buena, considerando que no era nuestra primera opción, sino ya nomás por no dejar de colaborar con la industria cinematográfica para que sigan haciendo sus superproducciones.