Thursday, December 10, 2015

Soy charro de Rancho Grande (1947)

''ni cabrestea ni se ahorca, y se va con todo y reata''

Se ve que el tema del rancho grande les dió para bastantes películas.

Hasta ahora me entero que el famoso Rancho Grande está a 3 km de Guadalajara y todo mundo anda pa'rriba y pa'bajo yendo y viniendo. 

Pedro Infante está enamorado de Sofía Alvarez, pero como es charro, y de rancho grande, tiene que ir a Guadalajara a un torneo, pues según ellos, hay charros hasta en Argentina y Tejas, nomás que allá se llaman ''gachos'', ''cagueyes''. Si gana, porque él sí es charro y no mariachi de banqueta, le darán su premio de 5,000 pesos.

Lo malo es que él, lo que tiene de charro lo tiene de infiel, porque luego luego se va con una Guadalajareña que le hace ojitos y ya, hasta se le olvida su enamorada y que ya tiene compromiso. Ya cuando se divirtió de lo lindo y que las viejas con las que le daba vuelo a la hilacha lo mandan por un tubo, regresa a Rancho Grande y cual será su sorpresa al encontrar a Sofía ya casada, Y CON SU PADRINO!!!

Y decían que Pedro Almodóvar era audaz.

A poco creía que ella lo iba a estar esperando hasta que a él se le hinchara el ombligo?

El caso es que ahora que ya no puede ser suya es cuando él más la persigue y la acosa, así que cuando por fin se convence de que ella sí sabe respetar un compromiso, él desvía su mirada hacia Kitty de Kansas city, una gringa que anda allí de vacaciones. Y entonces es cuando se arma en grande, pues Sofía nunca ha dejado de amarlo y hará lo que sea por él.