Sunday, December 13, 2015

Narcopolis (2015)

Esta película es de ciencia ficción, no solamente por el asunto de la legalización de las drogas, todas, no nadamás la marihuana, sino porque hacen viajes en el tiempo utilizando una pistolita que les inyecta algo dentro del ojo.

Lo de la legalización de las drogas es actualmente toda una realidad, pues en varios países del mundo no sólo la marihuana es legal, sino la heroína, etc.

Ahora, lo malo no es que megalicen la larihuana, porque de todos modos mucha gente la usa y no creo que una vez siendo legal la usen más. A mí lo que sí me da curiosidad es ver que pasaría si la legalizaran, por ejemplo, que pasaría con los negocios del narcogobierno y todo eso... se les vendrían abajo? ¿será por eso que no les conviene su legalización?

En fin, lo que más me gusta en esta película, ubicada en 2044, es que ya se puede ver televisión en las paredes de los edificios, como si fuera el cine al aire libre que veíamos en la macroplaza. 

Después, cuando regresan a 2024 los autos ya traen placas con código de barras, los tableros de esos autos tienen integrado un sistema de telefonía audiovisual y los libros son una rareza. Si en 2015 ya nadie lee porque no tienen tiempo, imagínense teniendo televisión en pantallas macro gigantes al alcance de todos. ¿Cómo oirán? ¿Habrá altavoces?

Lo cierto es que el problema de las drogas, sean legales o no, va a seguir siempre igual, con expendedores oficiales que buscan mejores ganancias y disctribuidores de narcomenudeo, que no saben, o no les importa, el hecho de que su mercancía está en pruebas beta y se la suministran a sus clientes para ver qué efectos les causan y así poder seguir manipulándolas hasta obtener una droga más barata y más efectiva que se venda más cara. Al final, todo es interés por el dinero, las guerras, las adicciones, todo!!