Thursday, December 24, 2015

Con su amable permiso (1940)

No se cuantas películas haya hecho el Sr Soler con este personaje de Don Plácido Bueno, pero he visto dos y han sido excelentes!

Aquí empiezan con el asunto de un secuestro a manos de unbandido apodado el mil caras que jamás ha sido aprehendido porque nadie sabe como es y por lo mismo puede estar junto a la policía y ellos ni en cuenta.

Pero la cosa es rara, porque los secuaces del bandido tampoco lo conocen, y cuando ellos secuestran a una muchacha, para que él pida el rescate tiene que ir a verla y cuando se presenta a contactarse con ellos en un bar es donde surge la confusión, pues la contraseña son tres golpecitos en la mesa.

Cuando Don Plácido llega a pedir servicio toca tres veces en la mesa y junto al mesero llegan los bandidos. 
La suerte se encarga de todo lo demás, pues desde aquí a Don Plácido le saldrán las cosas de chiripa, como por ejemplo abrir una caja fuerte, que solamente el verdadero mil caras podría abrir y él también lo hace.

Pero por su cuenta, se pone de acuerdo con la muchacha y la libera, quedando como un héroe. Lo malo es que ahora hay que agarrar al verdadero mil caras y él será usado de señuelo.

Muy divertida!