Saturday, December 12, 2015

Caminos de sangre (1945)

Esta película me dejó gratamente satisfecho.

Tiene lugar en Michoacán y sigue la ruta Morelia, la Concepcion, Yuriria

López Moctezuma es Marcos Méndez (nombre que escucho con frecuencia en las películas), abogado y pretendiente de Celia, sobrina del presidente municipal, que un día a su regreso es asaltada por un bandido muy malo (inclán), llamado Angel Santos.

El chicote es Pioquinto, asistente del presidente municipal y quien sin querer queriendo termina ayudando a Julio (Aguilar), pues al ver que la policía jamás ha dado muestras de querer arrestar a los maleantes y viendo que estos siguen robando y matando impunemente, siendo la más reciente víctima su hermanita Mercedes, decide investigar por su cuenta. Lo malo no es la cantidad de obstáculos en su camino, sino el peligro que representa que sus denuncias estén basadas en su palabra y no posea pruebas determinantes, por lo que los bandidos siguen libres y haciendo de las suyas.

La relación amorosa entre Julio González y Celia Meneses, a quien él cariñosamente llama ''menecesitas'', se ve atrofiada gravemente por sus padre y padrino respectivamente, pues la política ha erigido entre ellos una barrera infranqueable a raíz de sus diferentes ideologías y ahora con eso de los bandidos se ha agravado más. Solamente un milagro podría librarlos de los asaltantes y otro podría permitirles realizar su amor.