Tuesday, November 24, 2015

¡Soy hombre!!!... Y que ?! (1993)

Quien sabe si Adam Sandler sabría, cuando contrató a Derbez para su JACK & JILL, que el mexicano tenía esta perlita en su collar. Después de todo, también tuvo doble papel, el de jardinero y su abuelita.

Aquí para que haya película tiene que haber una persecusión en coche que al final ni supe porqué el amigo de Ernesto (Derbez) iba a tal velocidad y hasta traía un arma. La cosa es que en su huída atropellan a un ciego, el amigo aprovecha que Ernesto quedó inconsciente por un golpe en la frente y le deja el arma (a la que inteligentemente borra las huellas) antes de salirse del auto. Llega la policía, TOMA EL ARMA, con toda la manota, sin importar ni que esté echando a perder las huellas de quien la usó en caso de que las haya, ni que se estén quedando allí las suyas, y hasta apunta con ella al acusado, que jura ser inocente y que él sólo iba de copiloto.

El caso es que van a dar a la delegación y de allí Ernesto se escapa, corre a buscar a su amigo Roberto (Pizarro), quien rápidamente lo transforma en Blanca Nueves, o mejor dicho en Patricia Ocampo, y ya dominando el tacón de galleta, corre a buscar a su papá, para pedirle que contrate a un detective para que localicen a Jorge y lo hagan pagar por el atropellamiento del ciego. Más lo que se acumule, porque yo digo que hay más, mucho más.
Pero Patricia no puede llegar así como así a decirle a su papá que en realidad es su hijo, porque necesitan por lo menos una hora de ''confusiones'' y ''malentendidos'', que tienen todo menos gracia, así que es hasta casi el final que se le confiesa y se resuelve todo.

En esa hora horrorosa y desangelada donde meten una ida a la disco para que otro hombre trate de seducirla y donde se enamora de una vecina de Roberto llamada Dinorah, es cuando Patricia le dice a su nueva amiga que llegará su hermano gemelo a visitarla, qu si ella no puede recibirlo y guara guara, el caso es que cuando lo conoce no le cae bien.

Mucho de lo malo de esta película hay que agradecérselo a Edgar Sosa, creador de la música original que utilizan y que es sencillamente deleznable, peor que la que se escucha en los elevadores y eso ya es mucho decir. Después, cuando Dinorah y Eugenio por fin se vuelven a ver, la música se parece muchísimo a la de los EXPEDIENTES X. Sí, esa que usaron en LOS SIMPSONS un Halloween cuando el Sr Burns deambulaba perdido en el bosque!