Saturday, October 10, 2015

Z for Zachariah (1984)

Con esta pareja sí que se amolaron las cosas para el mundo.

Primero, porque Anna contaba con apenas 15 años cuando se quedó sola en su aldea, y segundo, porque cuando llega el último hombre sobre la faz de la tierra, por efectos de la radiación se le afecta el cerebro y nomás no congenian.

Y así, no hay manera de que se multipliquen y llenen la tierra.

Esta versión sí está más apegada al libro, y en ella nos cuentan que después del holocausto nuclear, Anna ve salir a sus padres en busca de otros sobrevivientes a quienes ayudar y ya nunca regresan. Los padres la dejan con su hermano menor, pero éste, sin que nadie se de cuenta, se les trepa a la camioneta y quien sabe que fue de él. El caso es que Anna está aprendiendo a vivir sola con su perro, cuando un día se aparece un hombre enfundado en su traje protector.
Se trata de John Loomis, un científico que precisamente creó el traje y quien ayudado con un lector, revisa que no haya radiación, pero quien sabe desde cuando anda buscando un lugar como este, el caso es que cuando ve agua, rápidamente se desnuda y entra a bañarse.
Anna, temerosa, lo ve a la distancia y se refugia dentro de una cueva, así que no se entera de que él se intoxicó porque esa agua estaba contaminada, hasta que regresa a su granja y él ya se ha establecido allí. Al ver que empieza a sufrir los síntomas, él le pide ayuda y ella se la brinda.
Una vez restablecido de su larga agonía y no bien del todo porque según cuenta, ya jamás quedará bien porque sus células han detenido sus funciones, trata de apoderarse de la granja y Anna se ve forzada a huir de nuevo a la cueva, él la hiere en una pierna y le mata al perro, después ella le roba su traje y se va en busca de otros sobrevivientes, dejándolo solo a que se muera, porque sin ella y con su intoxicación radioactiva, no creo que dure mucho tiempo...

Mucho más deprimente que la versión de 2015, donde agregaron a un tercero en discordia y donde además del elemento religioso y el científico, existe el del triángulo amoroso...