Monday, September 14, 2015

Anonymous: Wikileaks (2014)

''Sin transparencia no hay democracia''

La única información clasificada que debería existir, según yo, es la que le cause perjuicio a un país cuando se divulgue. La que las personas tienen que saber, debe ser expuesta.

Y con esa premisa, un grupo de activistas con acceso a la información clasificada, comandados por un joven llamado Julian Assange, a través de su página de internet wikileaks, en poco tiempo la expusieron, mostrando más de lo que toda la prensa mundial ha hecho desde que se inventó la imprenta. 

Más de un millón de documentos secretos salieron a la luz cuando el grupo de hackers los encontró y sintió que era su deber cívico publicarlos.

Julián Assange y otros colaboradores, en su lucha por la democracia en la sociedad, publican no sólo documentos en su página de internet, sino también videos, que de otra forma jamás serían vistos por quienes merecemos saber la verdad de las cosas. Verdades como los miles de crímenes a civiles a manos del ejército estadounidense durante la guerra de Irak, por ejemplo, y los correos electrónicos de Hillary Clinton son las que les han costado amenazas de muerte a quienes luchan por una sociedad clara y libre de secretos.

Peeero, como diría don Roberto Gutiérrez, Assange, que andaba divulgando todo lo que caía en sus manos, olvidó mencionar a sus colaboradores algunas cositas turbias de su pasado, así que cuando sus detractores le sacaron sus trapitos al sol, sus compañeros se enteraron, le perdieron la confianza y se alejaron de él, abriendo sus propios portales de internet donde hacen lo mismo, y con el mismo fin. Ahora gracias a Global leaks tenemos Mexicoleaks y sigue la mata dando. De todas formas, el que pega primero pega dos veces y Assange, junto a Edward Snowden, pasarán a la historia como las personas que lo arriesgaron todo con tal de informar lo que la gente tenía que saber. Si eso no es ser un héroe, por lo menos sí debe ser un buen patriota...