Sunday, August 30, 2015

Los hijos de Rancho Grande (1956)

20 años después de la primera versión, llega la secuela.

Y como en aquella las parejas estaban recién casadas, ahora ya tienen hijos y de ellos se trata esta historia. 

Francisco y Crucita son los padres de Juanjosesito.
Margarita es hija de Don Felipe, y al parecer no tiene madre.

Por supuesto que hay romance entre Juan José Y Margarita, el problema es, que a Don Felipe lo han mantenido en la mentira, haciéndolo creer que él sigue siendo el amo y señor del Rancho Grande, por lo que ahora, menos dará su consentimiento para que su hija se case con Juanjo, que es el hijo de un peón.

Juanjo se la quiere robar, pero sus padres se enteran y evitan la fuga, por lo que el muchacho se siente rechazado y ya con él fuera del plan, Don Felipe la casa con alguien que sí tiene dinero, pero que si lo tiene es porque es un gángster.

La decepción amorosa causa que Juanjo se eche a la perdición, o sea, cantar y beber hasta caer borracho en cualquier cantina. Cuando ya Nalgarita tiene su bebé, regresa al rancho a quejarse de que su marido además de déspota la golpea, pero no a casa de su padre, sino a la de Francrucita, a donde va el marido a buscarla, pidiendo perdón, pero su arrepentimiento se debe a que Margarita recibirá una herencia y él quiere parte de ella. Crucita se las huele y aunque no puede evitar que el mal padre intenta robarse al niño, Francisco llega a tiempo. 

Habrá que evitar que ese hombre regrese y para ello, Crucita le lleva al bebé a Doña Angela, que de puuura casualidad ya tiene con ella a las cuatas del presidente municipal, así, si les cae el Víctor, no sabrá a cual de los tres robarse...

Aquí fue donde brincó el tiburón, porque todo iba bien hasta que meten a la policía y hasta al ajército en la búsqueda del chamaco/a, Margarita está enfadada porque Crucita se llevó al niño sin permiso, Juanjosé la busca y ella más enmiunada lo corre de allí, aparece una esposa anterior de Víctor con un chorro de guercos y muchas cosas que ya no vienen al caso en lo que se reconcilian y viven felices para siempre, hasta que hagan EL NIETO DE RANCHO GRANDE o CHARROS CONTRA GANGSTERS, o lo que sea.

Muy divertidas las escenas entre Emma Roldán y el borolas.

El día de hoy despedimos al Sr Wes Craven, quien durante más de 40 años nos mantuvo al filo del asiento con sus películas de terror y a quien seguiremos admirando a través del tiempo. Descanse en paz.