Wednesday, August 12, 2015

Coqueta (1949)

A Marta del Valle, huérfana que esperando a ser adoptada llegó a la mayoría de edad, le trae ganas uno de sus compañeros. 
Lo malo es que se rumorea que él pronto se casará con una millonaria.
Lo bueno es que él jura que eso nuez cierto y hasta se lleva a Marta a Veracruz dizque para casarse con ella, pero después de que se comen la torta, él practica un truco de magia y desaparece, dejándola a merced del cruel destino, que se encargará de cobrarle caros sus errores.

Al mismo tiempo que ella descubre la ausencia del ladrón de su honra, conoce a otro galán que la invita a tomar una copa al cabaret ''Blanco y negro'', donde baila una rubia desangelada que pronto es abucheada y reemplazada por la inexperta pero escultural novata, pues ya medio borracha, todo se le hace fácil, como cantar en portugués durante una amnesia en AVENTURA EN RIO
Esa misma noche pasan muchas cosas: La rubia pierde el empleo y definitivamente a su hombre. Marta obtiene trabajo y en medio de una vorágine de emociones, en un arranque de orgullo, desdeña al guapo desconocido para quedarse con el pianista ciego del bar, quien es acompañado por un lazarillo. Debe haber perdido la vista recientemente, porque todavía se tropieza con todo y aunque tienta y tienta, no encuentra nada. Dios le da pan al que no tiene dientes, pues el ciego es incapaz siquiera de adivinar la imponente presencia de la bailarina que lo acompaña, y que se disputan todos quienes la conocen.

Hay una escena muy chusca con Enriqueta Reza y Lupe Carriles, hermanas solteronas que creen que Marta es una mala influencia en la vida del pianista, y que si él viera, habría elegido a una de ellas como su compañera, pues ellas SI SON DECENTES (qué otro remedio?), y las bailarinas son unas coquetas descocadas.

Quienes nos escandalizábamos con los desvestuarios de Niurka en la obra de teatro AVENTURERA, es porque no habíamos visto aquí a la Sra Sevilla, que en uno de sus números luce bastante destapadita, y eran los años 40!! NO cabe duda que lo de ella lo de ella era la poca ropa, pues hay un número donde sale vestida de marinero y está más deslucido que los que hacíamos en la escuela primaria los del primero ''A''.

La tragedia del final se justifica, porque después de todo, el ciego ''no vió lo que hacía'', jaja!