Monday, August 03, 2015

Ant-man (2015)

Decían que en Monterrey hubo unos cines donde en la compra de tu boleto te daban un bate para matar a las ratas que te anduvieran arañando las piernas. Eso no es nada. Acá ya deberían dar chalecos blindados, pues según Rick Perry, la única solución al problema de las balaceras dentro de los cines, es que todos vayamos armados para defendernos en caso de. Yo pensaría que mejor pusieran detectores de metales en la entrada para que nadie las ingresara, pero en fin, cada quien su vida y como quiere perderla.

Bueno, pues a pesar de todo, el sábado me llegó la fecha de regresar al cine y como antes tuve que pasar por el banco y alguien se me adelantó al cajero automático, se me hizo tarde y me perdí parte de los cortos. Me estaba sentando cuando terminó el de AVALANCHA, y ya nadamás ví el de THE FINEST HOURS (promete) y STAR WARS. Por cierto. esta última no se me antoja porque no he sido fan de la saga en ningún momento de mi vida, pero imagínense como están de emocionados los fans de hueso colorado si yo, cuando ví en la pantalla a Chewbacca y a Han Solo, se me pusieron los ojitos de Remi...

Este personaje del hombre hormiga también jugó con mi nostalgia, porque en primaria, durante los recreos, yo leía las revistas de historietas de Marvel y DC y recuerdo que me llamaba mucho la atención, pues eso de hacerse chiquito como Mary Juana y andar entre objetos enormes como en TIERRA DE GIGANTES, se me hacía tan fascinante como increíble. 

Aunque estas películas tienen bastante producción, no quiero ver puras de marvel, así que quizás para la próxima me aviente MISION IMPOSIBLE y después EL AGENTE DE CIPOL.

Esta película es fantástica. No quiero parecer repetitivo, pero tiene de todo, bastante acción, bastante diversión (Paul Rudd y Michael Peña están muy graciosos con sus personajes) y excelentes efectos especiales. Para mí, que sin saber que existiría la había estado esperando desde siempre, es una película perfecta! El chapulín colorado nos hizo creer que eso de hacerse chiquito era algo sencillo, pero es más difícil de lo que parece. Scott primero tiene que dominar su disminución/aumento de tamaño, controlar su fuerza, aprender a comunicarse con las hormigas, en fin, bastante trabajo, digno de un superhéroe de quien depende el mundo. No se como lo hicieron, pero Michael Douglas se ve como hace 30 años en las primeras escenas, para después mostrarlo tal cual es en la época actual.

¡Una película de primera!