Tuesday, July 21, 2015

The nines (2007)

¡Qué coincidencia! Sin querer ví hoy dos películas en las que sale Octavia Spencer.

De esta decían que era una de las mejores actuaciones de Reynolds y al empezar a verla, sin saber nada de ella, me pareció cada vez más cautivante, pues pica la curiosidad y el guión está escrito de forma en que cada momento queremos saber más de como y porqué están sucediendo las cosas. Está dividida en tres segmentos y en los tres salen los mismos actores con diferentes personajes. En el primero Reynolds es un actor, en el segundo un productor de televisión y en el tercero un creador de videojuegos. Sus vidas se entrelazan accidentalmente y a propósito, pues la trama está escrita de forma que dudemos entre la realidad y la fantasía.

Melissa McCarthy está genial en el primer segmento, donde hace de Margarita, quien trata de ayudar al actor, pues al parecer es pirómano y está bajo arresto domiciliario en casa del director, que está ausente por motivos de trabajo. El está obsesionado con el número 9 y dice, que curioso que todo está lleno de nueves, sobre todo cuando los buscas, le dice ella.
Total, que llega la vecina y lo sonsaca para que abandone la casa y pasamos al segundo segmento.
El productor/director/escritor trata de lanzar un programa de reality al aire y su estrella es Melissa McCarthy (haciendo de ella misma). Cuando todo está listo, la asistente (que era la vecina en el segmento anterior) le dice que el piloto no será autorizado con McCarthy, que habrá que despedirla y sustituírla. Cuando el productor por fin se arma de valor y se lo dice, sale a la calle creyendo que su camarógrafo lo sigue cuando en realidad está hablando solo. Aquí vemos que las personas en la calle tienen todas un número 7 sobre sus cabezas, pero Reynolds tiene un 9.

En el tercer segmento, que se titula como el reality del segmento anterior, KNOWING, Reynolds es el creador de videojuegos que anda de campamento con su mujer e hija y por un descuido se les acaba la batería del auto, después los teléfonos no agarran señal y él debe salir a buscar ayuda, encuentra a la mujer (vecina/asistente) y ella le dice que él es un 9, que en la escala del 1 al 10, Dios es el 10 y que él, como 9 todo lo puede. El regresa al auto y sí, la batería ya funciona. 

Con todo lo raro que pudiera parecer, yo creo que todo era parte del juego de video, como en los SIMS, donde uno crea a sus personajes y vive a través de ellos. Creas tres iguales, o similares, y como tú los manejas lógicamente son superiores a los de inteligencia artificial, que vendrían siendo los 7s, la cosa aquí es que otros 9s están conscientes que lo son. Muy interesante!