Friday, July 03, 2015

The cobbler (2014)

Prestemen sus cuerpos versión 2014

La historia es muy interesante e original y les estaba quedando perfecta pero llegó el final y ahí fue donde empezaron a mear fuera de la olla.

No se por que razón, pero se me ocurre que haya sido por cosas como secuelas y eso.

En fin, Sandler es un personaje apocado que heredó de su padre la profesión de zapatero junto con el tallercito y todo, como lo han venido haciendo desde tres generaciones atrás en ese mismo barrio añejo. El chiste es que en esta zapatería existe una máquina que pespuntea suelas que es especial o mágica, y que otorga al zapatero el poder de entrar en los zapatos del dueño. Siempre y cuando sea hombre, esté vivo y calce grande, porque aquí todos los zapatos son del 10 y medio. Si ya está muerto no importa, pues de todos modos funciona, pero como el cuerpo ya está descompuesto, pues no se ve bien.

El accidentalmente lo descubre, porque como supuestamente no tenía padre, no le había llegado la hora de que alguien le entregara oficialmente ese superpoder que conlleva gran responsabilidad. Y así empieza primero, por pura diversión, a cargar con su morral de zapatos para andárselos cambiando todo el día y gracias a ello comer gratis, besuquear muchachas guapas que de otra forma ni se fijarían en él, etc. Y nosotros sabemos que es él únicamente porque trae una bufanda de Harry Potter. 

Cerca de su establecimiento hay un edificio de apartamentos donde ya queda un sólo inquilino al que tratan de echar a como de lugar para destruir todo eso y dar paso a la modernidad. El caso es que Sandler, gracias a que uno de sus clientes lo bulea, lo maltrata, vaya, porque es un mafioso que de pasada golpea a su mujer, empieza a tramar una venganza en su contra y eso lo mete en más líos de los que él necesita en su vida.

Anda por allí entre los clones un grandote tipo Renán Moreno, que es el dueño de esos zapatotes rojos del poster y que se llama Marcia. No contaré el final por dos razones, para que ustedes lo vean y juzguen y porque no me pareció que así debería de haber terminado la película. Lo consideré innecesario y confuso. Claro que había que justificar la ausencia del padre, pero eso se pudo haber resuelto de mil formas y esta no es una de ellas, lástima, tan bien que íbamos...