Monday, July 27, 2015

Las pasiones infernales (1969)

''... pues bésame el pie!''

Hubo un tiempo en Monterrey en que sin ponernos de acuerdo, algunos de mis amigos y yo veíamos las mismas películas que trasmitía Imevisión y al día siguiente, de forma casual nos enterábamos y nos reventábamos de la risa... Así fue que vimos esta, que en ese tiempo no sabíamos quien la había dirigido.

Y es que la cosa estaba bien chistosa.

A Dinorah Judith, la actriz principal, parecía que le doblaba la voz Lupita Ferrer y cuando cantaba, Chavela Vargas
Se echaba sus canciones a la orilla del mar
A Víctor Junco lo hizo víctima de sus humillaciones
Tenía diálogos sermoneros que hablaban de los derechos de la mujer y el amor interracial

''-Me hice 'hija del sol'' porque en el pueblo no podía ganar lo suficiente para mis necesidades. Ustedes los hombres creen que con solo darnos que comer y un cuarto para vivir ya cumplen con su deber. Pues no, nosotras las mujeres, las jóvenes y aún las mayores, necesitamos muchas cosas propias de nuestro sexo que ustedes no comprenden. La coquetería es muy natural en el elemento femenino y forma parte de nuestra existencia''.

Como ven en su discurso, esta muchacha era muy coqueta y tenía una amiga rubia que era novia de un negrote grandote que la acompañaba de día y de noche. En una ocasión, la muchacha les dice que todos somos hijos de Dios y después, cuando descubre que Junco la adora, se burla de él riéndose falsamente y sin ganas, enredándolo en una red de pescar y obligádolo a que le bese un pie y después la tierra donde puso el pie. Claro que cuando él está apunto de hacerlo, ella lo retira y se burla de él. 


Después se va al mar a cantar sentada sobre el tronco caído de una palmera una canción que dice:
''Esclava es mi raza del dolor y el llanto brota de mi corazón,
mi carne es morena, quemada por el sol y sufro por mi raza este dolor...'' o algo así.

Esto es todo lo que recordaba, y la escena en donde hace la pose de las muñequitas de pasteles para adultos, esas que están en negligée, para después posar la cámara a sus pies para que lo veamos caer al desnudarse, es única!

Pues bien. Ayer me la encontré en YouTube con comentarios de Andrés y Trino, pues fue parte del programa de Ponchivisión ''A platicar a su casa'' y me volví a reír como nunca con sus ocurrencias!

Ahora sí la ví completa y aunque eso no le agrega mucho porque se pasan como media hora mostrándonos playas y palmeras como corto de Demetrio Bilbatúa, esta muchacha, Marcia, es de las llamadas ''hijas del sol'', por no decirles rameras. A esta la acosan tooodos los hombres del pueblo pero ella elige únicamente a uno que es amante de una señora ya mayor que según él no le da lo que él necesita. Junco es un pescador malhumorado que tiene dos hijas y un hijo, una próxima a casarse y otra a quien le prohíbe salir para que el negro José no se le acerque y que pasa? Pues que YA ESTA ENAMORADA DE ESE NEGRO!! 
El hijo está comprometido pero al final se queda con Marcia y se van a vivir a negrolandia, una parte de la isla de Puerto Rico donde no existe el racismo, pues los negros AMAN A LOS BLANCOS y les dan la más cordial bienvenida a sus tierras, no como allá de donde vienen.

Marcia se burla del pescador y ayuda a su hija a que contacte al negro y se vean a escondidas hasta que la embarace y bueno, todo eso de la forma más hilarante con diálogos y tomas únicas del Sr Orol La película, es contada a través de una pareja que andaba allí de luna de miel, Marcia siempre anda bien combinada con vestidos de llamativos colores con Mariposa en la cabeza y aretes del mismo tono, sucede durante la canícula y las pasiones infernales son las que sienten los hombres por las rameras que los ''sonsacan'', pobrecitos!