Saturday, June 06, 2015

Locos (2011)

Si tú crees que estás loca, le dije un día a Dora Emelia, es porque no lo estás. Si estuvieras, no lo sabrías. Lo sabríamos nosotros al verte orinando las banquetas o hablando sola mientras caminas de un lado al otro del patio.

El amor no vuelve loca a la gente, la gente ya lo está antes de enamorarse.

Pues bien. Esta es una historia de amor imposible para quienes no comprendemos que el sentimiento es más fuerte que cualquier trastorno mental pero posible para quien lo siente en su corazón.

Carolina vivía ensimismada dentro de su mundo demencial hasta que llegó Eduardo a reparar algunas cosas que estaban estropeadas en el manicomio.

Eduardo no lo sabía, porque su locura era discreta y él vivía aislado del mundo. Su único amigo era su reflejo en el espejo, en quien confiaba y a quien pedía consejo.

Lo suyo con Carolina fue amor a primera vista y desde ese momento vivió para ella y por ella. A cambio de la tortura de los electrochoques le ofreció su hogar. Pero si una mujer en sus cinco sentidos sale cara, imagínense una que requiere medicamentos recetados. Si no puedes contra ellos, úneteles!