Friday, May 15, 2015

Vístete Cristina (1959)

Rosita Arenas = Cero gracia para la comedia
Andy Rusell = Cero carisma

Además, hay demasiadas canciones y poca historia, como esa de que ella es MENOR DE EDAD y quiere ser bailarina y nunca permitirá que la besen si antes no se casan con ella y él quiere ser cantante y el destino en forma de Doña Emma Roldán los une aunque él se empeña en alejarse de ella por los problemas que le representa mientras ella insiste en no desprenderse de él hasta que la lleve al centro nocturno donde vende sus pinturas (aunque sea menor de edad, eh?).

Y no se dejen engañar por el poster, Rosita jamás sale en esas condiciones, cuando mucho en brasier y calzón negros mientras se cambia de ropa. Cuando Carlos (Rusell) le dice, ''vístete Cristina'' es primero sugiriéndole que si anduviera mejor vestida su suerte cambiaría, y después, cuando le gasta todo el dinero de la renta en un bonito vestido, para que se lo quite, pues como es una ''niña'' de la calle, solamente le queda soñar, más tarde se lo dice cuando ella está frente al dueño del cabaret y quiere que le vea sus atibutos para que la contrate y al final hasta le componen una canción titulada así, vístete Cristina...

Aunque cantan un montón de personas, entre ellas Virginia López y hay un número exótico a cargo de Martinique, amén de la presencia de tres excelentes comediantes como son Susana Cabrera, Pompín y Nacho Contla, la película no vale la hora y media que dura..