Thursday, May 14, 2015

Me pongo de pie (2015)

Si ya había BAILANDO CON LOS GRANDES, y no, no son grandes como Carlos Acosta o Alicia Alonso, sino los mayores, vecinos, padres y parientes, porqué no hacer CANTANDO CON LOS GRANDES? y así nació la idea de ME PONGO DE PIE, que dió inicio hace 10 días en Univisión, donde cantan familias completas para que los jueces los elijan, otros cantantes los pulan y debuten profesionalmente, como si no hubiera ya suficientes personas cantando en el mundo.

Debe ser mi mente cochambrosa, pero a mí me da cosa cuando veo a los adultos manoseando a las niñas mientras bailan (sea parte de la coreografía o sea ''accidentalmente'') y ahora se me pone la piel chinita cuando veo a las niñas y a los niños cantando canciones de Pimpinela acompañados de adultos. Y SON SUS PADRES!!

No me asusto, pero me parecen cosas de mal gusto, ambas producciones. Niños y niñas no deberían ni andar bailando con adultos aunque sean sus padres y si cantan, bueno, que busquen canciones de niños, y no de amor o cosas por el estilo de Paquita la del barrio o Valeria Lynch.

Galilea presenta y de jueces están Cristián Castro, Ana Torroja y Espinoza Paz. Los entrenadores son el dueto Ha-Ash, PeeWee, Noel Shajris, María León, entre otros.

Ya lo dijo en una ocasión la doctora Isabel, un menor no puede estar expuesto a ese tipo de cosas ni tratándose de un pariente cercano, menos de un vecino o amigo de la familia, aunque sea gay. Si quieren ver lo ridículo que es todo esto, pasa los domingos y si no, cámbiele a los premios Billboard o al programa de Poncho por Multimedios.