Wednesday, May 06, 2015

La otra (1946)

Cansada de que su hermana gemela le arrebatara todo lo que ella siempre había querido en la vida, María toma una drástica decisión: suplantarla.

Para eso finge su suicidio matando a Magdalena.

Con lo que no contaba es que la muerta tenía mucha cola que le pisaran y al final le salió más caro el caldo que las albóndigas. Primero porque aunque ahora debía pasar por una persona altiva, de fuerte carácter y con dinero y ella seguía en plan mojigato con la cabeza baja y como que todo le daba verguenza. Después, como era zurda no pudo ni firmar ni falsificar la firma de su hermana y tuvo que quemarse una mano para poder justificar el uso de la izquierda y para rematar, le salió un amante que la chantajeaba y la podía dejar en la ruina!!
Pobre, eso les pasa a las personas golosas que siempre están deseando más y más de lo que la vida les ofrece.

La película es muy buena, lo único criticable es la música de miedo que le ponen al principio en todo momento, como si de repente fuera a salir un fantasma...