Sunday, May 17, 2015

Herencia de muerte (1981)

Laurita del Fierro vivía muy quitada de la pena con su familia en el Rancho La piedra, ubicado cerca de la frontera. 
Y precisamente esa codiciada ubicación, era lo que lo hacía atractivo a los ojos de los Arriaga, cuyos negocios turbios requerían de un puerto fronterizo.

Además de la codicia por esas tierras, debemos agregar que Fernando, uno de los hijos de los Arriaga, estaba enamorado de Laurita, y reviviendo la historia de Romeo y Julieta, se enfrentarían a sus familias con tal de defender su amor a toda costa. Porque una cosa es desear apropiarse de la propiedad por las buenas o por las malas, y otra muy distinta permitir que las dos familias se unan.

¿Ven esos tres balazos que le dieron a Fernando?
En la película ni sangre le sale...