Wednesday, May 20, 2015

Galaxy invader (1985)

Este monstruo se parece, se parece, se parece al abominable monstruo de la laguna verde!

Pero bueno, más bien es el invasor enmascarado, quien desde que llegó a la tierra, en mala hora, no sabe que onda, pues todo el mundo o se asustan de él o lo persiguen para atraparlo y exhibirlo como novedad.

La luz proveniente de su nave cuando cayó a la tierra, no se vió en línea recta, sino más bien como un globo desinflado que da vueltas y vueltas antes de caer.

Una vez mimetizado con el medio ambiente, se aparece dentro del sótano de un matrimonio, que al escuchar ruidos allá abajo, van a investigar y la mujer va agarrada al brazo de su marido al grado que no lo deja ni avanzar un paso. Por supuesto que así como muéganos no pueden defenderse y se convierten en parte de la estadística.

Quienes lo hacen ver su suerte y desear jamás haber sufrido esa avería que lo obligó a utilizar a la tierra como destino de emergencia, son una familia de montañeses que andan de la greña porque la muchacha está harta de que le digan lo que tiene que hacer (sus padres) y a cambio quiere irse con su novio, que también le dirá lo que tiene que hacer, pero de él no podrá quejarse.

El invasor enmascarado, como la gallina turuleca, ha puesto un huevo, ha puesto dos, ha puesto tres, y como rareza, seguramente piensan venderlo o sacarle algún provecho monetario, pues al picarlo con una vara, le salen chispas como luz de bengala. Afortunadamente para el extraterrestre, además de quienes lo buscan para lincharlo, hay quienes lo tratan de proteger, sin éxito, pero con buena intención.