Sunday, April 05, 2015

Vuelva el sábado (1951)

Este es un romance entre cobradores y deudores.

Julietita (Marqués) necesita urgentemente conservar su trabajo en la compañía De la Cota y de la Malla, sucesores de Quítate la gorrita S. de R.L., 10 minutos para comprar, 10 meses para pagar S.A. 

Como todo mundo compra y después nadie paga, habrá un ajuste de personal y ella, para no quedarse sin comer, le ofrece al dueño la coloque de cobradora a comisión, él le asegura 10% pensando que jamás cobrará, pues a la mayoría de los cobradores nomás los marean con la cantaletita esa de ''vuelva el sábado''. Sin embargo, acepta gustosa, pues si llega a cobrarle lo que sea al Sr Arturo Del Pulgar (Salazar), conociendo lo moroso que es, y lo guapa que es ella, seguro que cueste lo que cueste, lo hará darle aunque sea un anticipo.

Y allá va, y se topa con Don Simón (Pulido), otro cobrador muy persistente, que trabaja para la Casa Ramírez y Ramírez, sucesores de Ramírez y Ramírez, y quien gracias a su experiencia, ha llegado a descifrar la mentalidad de las personas y sabe cómo llegarles para obtener de ellos lo que él necesita.


El meollo de la película estriba en la relación extramarital que sostienen el malapaga Del Pulgar con la esposa de Don Simón, quien ajeno a las insatisfacciones de su mujer, la complace en todo lo que puede y más.

Pero Dalila (que en realidad se llama Gerundia pero es algo presumidilla), contraria a lo que debería dictarle su corazón, entre su marido más la consiente y agasaja, ella más lo repele y busca la adrenalina del peligro seduciendo, o aceptando las propuestas de otros hombres que no son sean él!

Cuando Julietita se da cuenta del enredo pasional extramatrimonial, lo aprovecha a su favor, moviendo los hilos para poder cobrarle al Don Juan que no tiene ni quinto pero que sigue gaste y gaste en cenas en restaurantes carísimos, cobrar su comisión y de paso, a ver como ayuda a Don Simón, quien deveras que no se merece la mujer que tiene.

Será el sereno, pero a mí me gustó más esta que la de la canasta uruguaya, y puede haber sido por Carolina Barrett y Oscar Pulido, que están estupendos!