Thursday, April 09, 2015

Vagabunda (1950)

Hubo una época en el cine mexicano entre la de oro y la del rock'n'roll, que no fue de rumberas... se trató de la vida difícil de mujeres víctimas de las circunstancias. Así fue que el 16 de noviembre de 1949 se estrenó Callejera, seis meses después, el 12 de julio de 1950 se estrenó Vagabunda, después, el 18 de octubre se estrena Aventurera, y a mediados del siguiente año, el 22 de junio de 1951, ve la luz Trotacalles.

Curiosamente, de esas cuatro películas con temáticas similares, sólo una fue la elegida por Doña Carmelita Salinas para perpetuarla en un eterno homenaje. ¿La razón?
La magia escultural de Ninón Sevilla y sus surreales números musicales. ¿O quizás Pedro Vargas interpretando el tema musical?

Como haya sido. Aquí Leticia sueña con ser una mujer famosa, y dada su belleza y simpatía, lo único que se le ocurre es bailar. Ah!, pero como también es decente y pudorosa la noche de su debut sale vestida de pies a cabeza en un número español con castañuelas y todo!
Por supuesto que a los parroquianos no les interesa ver eso, pues mientras beben hasta caer sin sentido para olvidar sus problemas, lo único que quisieran, es verla desnuda!

Tras ese fracaso, decide dejar a un lado el pudor, pues con eso no se come, y se avienta al ruedo.

Paralela a la historia de esta guapa mujer, está la del sacerdote amnésico después de haber sido asaltado y que es confundido con el ladrón, pues este, después de despojarlo de su atuendo religioso y darle el suyo, es arrollado por el tren, quedando irreconocible.

Okidoki, le dice el pelucas (reintegro) a Leticia cuando acepta ayudarla a curar al sacerdote, pues ella está entre el gangster apodado ''el gato'' (Badú) y éste, mientras no recuerde haber entregado su vida a Dios.

Ya había muchas Aguirres (Elsa, Alma Rosa, Beatriz, Hilda) y a Doña Irma le cambiaron su apellido por Dorante y después Dorantes. ¿A quién se le ocurren esos nombres? Siempre me he preguntado como fue que Torombolo, Tribilín, Parachoques, y otros llegaron a llamarse así. Después de 9 participaciones sin crédito, la Sra Dorantes empezó a sobresalir, en una carrera que le ha durado hasta el día de hoy.