Monday, April 20, 2015

Jet boy (2001)

Cuando alguien carece de expectativas válidas en la vida, tiene que inventárselas.

Quien sabe desde qué edad Nathan se había visto forzado a vender su cuerpo, pues con una madre adicta a la heroína y un eterno ir y venir de hombres en su vida, a sus 14 años, todo lo que tiene, lo ha conseguido por su propia cuenta.
Su lógica es sencilla. 
Los amiguitos de su mamá lo manoseaban. Con ellos aprendió las mejores técnicas sexuales. Ahora sólo era cosa de ponerlas en práctica para su beneficio. Por lo mismo, ya no sólo por sobrevivir, con lo que gana se da sus gustos. Ahora quiere un tatuaje.

Pero las cosas se el complican cuando su madre muere de sobredosis y él corre peligro de ir a dar a una institución gubernamental que lo mantenga allí por quien sabe cuanto tiempo.

Lo único que se le ocurre es escapar y de paso buscar a su padre.

En su camino se tropieza con un hombre que también se dirige a visitar a su padre y en el camino empiezan a conocerse. El niño ve en el hombre la figura paterna que nunca conoció y el adulto ve en el niño a un hijo que no sabe que existe. Después de ver a su padre, el adulto se encuentra por casualidad con una ex novia suya y conoce al joven que podría ser su hijo pero que él no lo sabe. 

Los dos niños se hacen amigos y por su edad se meten en problemas, por lo que el adulto decide que lo mejor es separarse, pero para entonces, ya el niño no quiere abandonarlo y una noche, le ofrece su cuerpo a cambio de su protección y compañía.