Thursday, April 23, 2015

Fantasy island (1977-1984)

Tras la muerte de mi abuelita, en casa dejaron de ver televisión por mucho tiempo en señal de luto, y quienes ya en ese entonces éramos adictos, teníamos que ir a casa de los vecinos a ver si nos invitaban a ver lo que ellos estuvieran viendo, porque no era cosa de llegar y pedirles el control remoto, en ese tiempo ni existían... 

El canal 5 de Televisa pasaba muchísimas series americanas dobladas y esta era una de ellas. Siempre recordaré al Tatú gritar desde lo alto del campanario: ''el avión, el avión!''

Yo creo que lo más padre de este programa, era que como otros como el CRUCERO DEL AMOR o LA ISLA DE GILLIGAN, invitaban siempre a un montón de gente. Y se los intercambiaban, porque ya veíamos a July de anfitriona en el crucero y de repente ya la veíamos aquí de huésped. Muchos fueron los invitados especiales que recordábamos de otros programas.

En esta isla el Sr Rourke (Montalbán) hacía realidad las fantasías de sus huéspedes, por más locas que estas fueran, y aunque incluyeran a terceras personas ajenas a dicha fantasía, pero que estaban directamente involucradas. Como allí él hacía y deshacía, ponía las reglas y las rompía, había a quienes les cobraba tarifa original de 50 mil dólares y a quienes se les daba gratis. O sea, que dependiendo del sapo era la pedrada.

No sé porqué nunca lo demandaron, si muchas de las fantasías NO resultaban como el cliente las había pedido, sino que eran modificadas para que el solicitante recibiera una lección. Y esas eran las fantasías que nos tocaba ver, porque también estaban las que nos perdíamos entre programas. Por ejemplo, al final de episodio 1, antes de que se vayan los huéspedes ya bien fantasiados, llegan los nuevos, que son la mujer más hermosa del mundo, un texano que acaba de heredar 2 millones de dólares (en aquel tiempo debe haber sido una fortuna) y un doctor al que comparan con Víctor Frankenstein, y nada, que en el segundo programa, llega otro avión, con otro grupo de personas totalmente ajeno al que nos habían anticipado. Aquí llegan unos padres en busca de su hija que dieron en adopción hace 12 años, una trabajhólica que no quiere nunca tomar vacaciones, y una mujer que ha perdido la memoria y quieren ver si fantaseando la recupera. Con George Chakiris y George Maharis y nuez ningún trabalenguas.

Así fue como quien pedía morir no se moría, etc. Todos estaban a la voluntad del Sr Rourke, cuya moralidad dictaba las sentencias, digo, las fantasías y sus resultados.