Saturday, April 25, 2015

15 to life (2013)

La mamá de Kenneth está apelando para que su retoño tenga acceso a una revisión de su caso y reciba una condena más apegada a lo que fue su crimen. Ella, que de joven andaba en puras drogas ahora anda rece y rece a ver que santo le hace el milagro. Parte de la culpa es de Kenneth, pero la otra parte es de ella. ¡Que la metan presa!

Este chamaquito que se salvó de la brutalidad policíaca que pudo haber terminado con su vida al ser arrestado, tenía a lo sumo 12 años cuando andaba de cómplice de otros malosos que asaltaban, secuestraban y robaban tienditas de conveniencia.

El andaba allí dizque nadamás porque no tenía nada mejor que hacer y las bibliotecas le daban alergia. Con su madre adicta a no se cuantas cosas nunca les prestaba atención y a menudo los dejaba a unos con otros a que se cuidaran solos y estas son las conescuencias.

Los testigos alegan a su favor, diciendo que Kenneth incluso abogaba por ellos, pues en una ocasión fue él quien detuvo a uno de los pandilleros y evitó que una de las rehenes fuese violada.

Pero el daño hecho está y ahora hay que pagar. Lo malo con la justicia es que si no te matan ''accidentalmente'' al arrestarte, pueden darte condena de por vida por robarte un gansito del super 7 o dejarte libre daños contra la salud. ¡Es un albur!