Monday, March 23, 2015

Soy puro mexicano (1942)

No se quien era más peligroso, si Lupe Padilla o quienes venían detrás del grupo de espías internacionales, pero el caso es que el destino hace que sus caminos se crucen, con trágicas consecuencias, pues los espías, supuestamente preparados contra todo, no contaban con este mexicano bravo y agreste que los hizo ver su suerte.

Pedro Armendáriz es Lupe Padilla, un ladrón robinhoodesco que está cansado de que los ricos hagan y deshagan a su antojo mientras los pobres no reciben ni una oportunidad. Debido a sus andanzas ha sido sentenciado a muerte y será fusilado mañana antes del amanecer.
Su fama es tal, que han enviado a un reportero (Silva) para entrevistarlo antes de su ejecución, pero las cosas se complican cuando un grupo de espías que incluye a un italiano, dos japoneses, tres alemanes y una norteamericana, en sus líos de guerra se entremezclan con Lupe y sus secuaces, que lo han liberado derribando una pared de la cárcel con un cañonazo. 

La parte más divertida es cuando Lupe encuentra a los espías, al muerto, a los reporteros y a la Mata Hari discutiendo y tanto los japoneses como los alemanes le juran ser más mexicanos que el mole! Lupe manda a traer a su novia Conchita para casarse con ella pero los espías se la secuestran y ahí es donde sellan su destino, pues con Lupe o se anda derecho o no se anda, pues él es un mexicano cabal que cumple lo que promete y ha prometido casarse con Conchita aunque la madre de ésta se oponga!