Monday, March 09, 2015

Frente al pecado de ayer (1955)

¿Cual sería el famoso pecado?
Yo sólo me esperaba que Fuentes no fuera hijo de quien él creía.

Lucecita (Montiel) es una hermosa guajira que vive junto al río defendiéndose de los embates amorosos de Joaquín, un hombre tosco que no sabe cómo acercarse a ella porque ella siempre lo rechaza. Rechazo es igual a odio, obsesión y deseo de revancha, por eso, cuando llega el Sr Fuentes, el nuevo patrón (a quien todo mundo desprecia aún antes de conocerlo por ser rico) y posa sus ojos en Lucecita, arde ''La estrella'' al descubrirse su verdadera identidad, lo que aprovecha Rosita (Guzmán) para elucubrar una historia más enredada que las de Doña Caridad Bravo Adams en contra de Lucecita y su enamorado, levantando un falso en contra de ella al asegurar que ya no es virgen gracias a Joaquín, que se baña COMPLETAMENTE DESNUDA en el río porque ella es así y no le da verguenza nada, etc.

Yo insisto en que Magda Guzmán son dos personas diferentes. Una, la joven que trabajó en el cine, y otra muy distinta la que ha trabajado en la televisión desde 1958. Aquí está irreconocible.

Ella desea al hombre equivocado y no por amor, sino por frívola y porque quiere salir de la mediocridad en la que ha vivido hasta hoy. Sueña con lujos y comodidades que por su condición, por sí misma serían imposibles de conseguir. Por eso trama un ardid maquiavélico en contra de la pareja ideal que son su amiga Lucecita y su novio rico. Y eso no es lo peor, sino que los demás le creen y nunca tratan de confirmar si lo que dice es cierto o no es verdad.

Y sí, Para cuando Lucecita corrió a reunirse finalmente con su amado el mecanismo de la trampa había echado a andar.