Thursday, March 26, 2015

El desalmado (1950)

Esta película está basada en un caso criminal absolutamente verídico, tomado de los archivos de la jefatura de policía del D.F. 
Filmadora Chapultepec S.A. agradece al C. Gral. Othón León Lobato, jefe de la policía metropolitana, y al honorable cuerpo de la misma, su valiosa cooperación para realizar esta película.

Esta es aquella película que ví hace muchos años y que recuerdo porque cada vez que aparece David Silva o dice algo amenazante, suena una musiquita muy característica.

El desalmado es Enrique Vidal y la película es bien papelera, porque se la pasan alabando el trabajo de los policías y echándole tierra a los ladrones. En pocas palabras, pobres policías que arriesgan su vida día a día en el cumplimiento de su deber contra los malvados criminales. Y si los ladrones tienen madre, esposa e hija, los policías también, y sufren lo mismo cuando saben que sus hijos podrían no regresar a casa tras un día de trabajo.

Hasta Lilia Prado le dice a su suegra, que verguenza que esta niña sea hija de una cualquiera y un... perdóneme suegra, pero iba a decir una mala palabra. ¿Cual? ¿Ladrón? ¿Ladrón es peor que ''una cualquiera''?

Total, que al final, mientras la cámara enfoca el rostro de la niña en un lento acercamiento, se avientan un sermón porque pobrecita, ser víctima de un padre delincuente la hará crecer desamparada y manchada por la ignominia pues ser hija de un delincuente jamás le será perdonado por la sociedad, jajaja! Ojalá fuera cierto!