Wednesday, March 18, 2015

Acapulco 12-22 (1975)

En Acapulco se dan cita las más bajas pasiones. Allí, en el Hotel El Presidente, se cruzan las historias de dos playboys millonarios, un montón de gigolós que se prostituían con las turistas solas, a quienes después chantajeaban, golpeaban y robaban, la jovencita que huyó de su casa para vivir como si mañana fuera su último día, la detective del hotel, la fotógrafa, la cómplice de los gigolós, el capitán del barco/casino, el teniente, el pianista/cantante, otro fotógrafo, el bolero de calzado, y las señoras que engañaban a sus maridos con los chichifos y después no hallaban como justificar la ausencia de sus joyas.

La película no vale tres cacahuates por ningún lado que se le vea, si acaso sirve de catálogo de ropa de terlenka y poliéster, pues una de las camisas de Jorge Rivero, estoy seguro que es de esas que estaban chinitas y parecían un relieve de conchitas... wow! qué sicodélico!

Total, que es Acapulco y nadie sale ni en bikini ni en traje de baño, pues los dos minutos del final con Alfredo Leal no cuentan (el gancho era Jorge Rivero).