Saturday, February 07, 2015

Young kids, hard time (2013)

Seguramente ningún país tiene un sistema judicial perfecto, lo que a unos les sobra, a otros les falta. 

Pero en este documental, nos alertan de lo que está pasando con el sistema penitenciario norteamericano. Quizás el problema venga desde más atrás, desde el sistema judicial, pues lo mismo arrestan a un veterano de guerra de 90 años de edad por alimentar a personas que viven en las calles, que clausuran un puesto de limonada a un niño de 4 años por carecer de permiso. Menos mal que no fue una infracción mayor, porque pudo haber sido llevado preso. 22 estados de la unión americana tienen derecho a juzgar a menores a partir de los 7 años como si de adultos se tratara y hasta los condenan a cadena perpetua sin derecho a fianza.
A la fecha en que se filmó el documental, había 53 adolescentes en la misma prisión para adultos, sólo que un área aparte, más Paul, el niño de 12 años, que ayudó a su amiguito Cult, de 15 a matar a su padrastro. 

En el área de celdas ''D'' se retiene a los jovencitos hasta que cumplen 18 años, y después son transferidos al área ''M'', donde están los asesinos seriales, narcotraficantes, pederastas, etc. Mientras hay quienes son lo suficientemente fuertes para resistir la transición, aproximadamente el 36% no lo es, y terminan suicidándose. Estos lugares, en lugar de corregir, crea peores criminales, pues se ha demostrado que la mayoría en lugar de reincorporarse a la sociedad, reinciden en el crimen, lo que según este documental se evitaría, si los jóvenes son mantenidos en una correccional y no en una prisión.

Greg mató a sus padres a los 15 años y lleva 18 en prisión y nunca ha recibido terapia ni se ha investigado cuales fueron las razones por las que lo hizo, justificadas o no.

Quien ha cometido un crimen debe ser castigado, pero hay que ver que el castigo ayude a la persona a reflexionar y cambiar para bien y no al contrario, si no, de qué sirve?