Friday, February 20, 2015

The slap (2015)

Para poder ver series nuevas, es necesario ir sacrificando las que van perdiendo mi atención. En GOTHAM ya casi ni sale el Brunito, en JANE THE VIRGIN a pesar del tiempo transcurrido ni se le nota la panza, a WALKING DEAD la tengo a prueba porque más que matar zombies se la pasan matándose entre sí nomás por sus polainas, y así por el estilo.

Entonces empecé a ver esta, que trata de la disciplina. Entre otras cosas.

La familia es greco-americana, así que los abuelos están de acuerdo en que si el niño es malcriado se le aplique un correctivo, aunque no de un tío, pues para eso tiene padres. Pero que no mame, pues la madre, aunque el guerco tenga casi 10 años, cada vez que hace una travesura va y se lo pone en la chiche, y si el padre no mama es nadamás porque siempre tiene una cerveza en la boca.

Héctor cumple 40 años y a su reunión asiste toda la familia. Mamá, papá, primos, hermanos y sus hijitos. Su esposa, que es una pesada, fue la que organizó todo y ahora todo mundo le antipatiza y anda de un humor que yo sí la echaba por la ventana aunque sea del segundo piso. Héctor no canta mal las rancheras, pues anda detrás de la niñera y son descubiertos por la hermana de él y el amiguito de ella, que es quien toma fotos del evento.

A todo esto hay que agregar al odioso niño greñudo que nomás por maldad toca aquí, rompe acá, raya los discos de colección de su tío, va y arranca TOOODAS las plantas del jardín, con un bate intenta golpear a los demás niños y después patea a su tío en la espinilla. Eso es ya un montón de cosas que por menos de eso, yo no le habría dado una cachetada, le habría dado dos y los habría mandado a él y a sus padres a freír espárragos.

Total, que la esposa de Héctor sigue con su carota rechazando el obsequio de sus suegros porque son pasajes de avión a Grecia y ella no tiene ni la más mínima intención de ir y ni siquiera lo disimula, y la mamá amamantadora en público dice que una bofetada ''marcará al niño de por vida''. Claro, porque ella y su marido son unos jipiosos que viven en su mundo de fantasía y desconocen que la mejor forma de corregir a alguien es con disciplina física y no con pecho. Todo lo demás, solamente empeora las cosas. Eso de castigar con ''tiempo en un rincón'' o ''en su habitación'' no resuelve nada. Una cosa es que uno no ande por allí cacheteando hijos ajenos y otra que los padres no les presten la atención debida.

La serie está escrita para que uno tome partido por uno u otro lado, y aquí Harry, el tío que propinó al chamaco la cachetada, es demandado y puede que hasta la cárcel vaya a dar. La bofetada es la punta del iceberg, pues debajo de eso hay muchos factores que hacen a estas personas reaccionar como lo hacen. 

En la imagen están Harry, Rosie la mamá del niño, Héctor el cumpleañero, su odiosa mujer y su hermana Anouk (Uma Thurman).