Saturday, February 21, 2015

The fly (1986)

Seguramente al Sr Cronenberg se le ocurrió la idea de volver a hacer LA MOSCA, después de ver a Goldblum en INVASION OF THE BODY SNATCHERS, y para justificarse dijo, ya que tengo al protagonista, esta vez haré la película muy repugnante!! Después de todo, las moscas son así, repugnantes, verdad? Y vomiten o no ese ácido antes de deglutir sus alimentos, sí andan por todos lados y lo mismo se posan en un montón de excremento que en el glacé de la dona sobre la mesa.

Y sí, la película tuvo todos los adelantos en efectos especiales que se contaban en esa época. Los telépodos teletransportadores parecían reales, y cuando el científico sufre la tranformación, los efectos de la progresión se hicieron merecedores de los premios que se le acreditaron.

Todo iba bien (dentro de lo que cabe) para Seth Brundle (Goldblum) hasta que se le apareció Verónica (Davis) y se enamora de ella.
Allí es donde inicia el descenso del científico por el camino de la incertidumbre y los celos, y eso, aunado a que no tenía insectronic, permite que se le cuele una mosca casera dentro del telépodo donde él entra para teletransportarse y zap! Salió reintegrado pero con las moléculas genéticas alteradas, y poco a poco fue perdiendo su aspecto por un híbrido que ya no era ni humano ni insecto.

Como su cerebro también se estaba deteriorando se le ocurre la ''brillante'' idea de teletransportarse con su amada embarazada ahora que todavía estaba vivo para que del otro lado saliera una masa gelatinosa, putrefacta y amorfa, que simbolizara el amor que existía entre ambos, jajaja!