Saturday, February 14, 2015

Kingsman: The secret service (2014)

Hoy me tocaba ir al cine y no sabía si decidirme entre JUPITER ASCENDING o esta y como de la otra están hablando muy mal quienes la han visto, me decidí por esta, que aunque no es en 3D, se veía que tenía bastante acción desde los cortos. La de Júpiter ya la veré en la televisión.

Como tenía cosas que hacer hoy por la tarde y ví que había función a las 9 de la mañana, compré esos boletos. No pensé que iba a haber tanta gente a esa hora, pero es que como en este cine venden toda clase de antojitos directos a tu asiento, muchos vienen a ver la película y a desayunar. El olor a café recién hecho y hot cakes con jarabe de maple se respiraba a todo lo que da mientras veíamos los cortos de las siguientes atracciones, que fueron: INSURGENT, FOCUS, PAUL BLATT MALL COP 2, UNFINISHED BUSINESS, UNFRIENDED, FANT4STIC. No se porqué tiene secuela la del guardia de seguridad si ni divertida se ve, y de todas las demás, se me antojó la de terror, aunque se parezca a otras que ya existen.

La película de Kingsman no me defraudó, pues además de la acción por la que fuí, también me reí bastante y se me empañaron los ojos un par de veces. Tiene de todo!

Trata de Gary, un joven que ha crecido sin padre, pues como formaba parte del servicio secreto británico, cayó víctima del enemigo. Harry, quien lo había reclutado, entrega a su familia una medalla que les resolvería cualquier problema que tuvieran al quedarse desamparados, pero la mujer la rechaza. Está aún demasiado dolida por la pérdida de su marido.

Harry da la medallita al niño, que tendría en ese tiempo alrededor de 10 años.

Total, que pasan 17 años y el único que crece es el muchacho (todos los demás siguen igual), quien en un apuro pide ayuda y llega Harry no sólo a salvarlo de año y medio de cárcel, sino a tratar de recultarlo como hizo alguna vez con su padre.

Y él, junto a otros ocho jóvenes tratará de ingresar al servicio secreto, cuyas pruebas son cada vez más duras. 

No estropearé más de la trama para que la disfruten como Dios manda, sólo diré que quienes pertenecen al servicio secreto no pasan del todo desapercibidos, se reconocen por el chuchuluco...