Sunday, February 01, 2015

Hell roads (2012)

Un promedio de 3,000 personas mueren cada día en alguna carretera del mundo.

En este documental nos presentan ocho de los más peligrosos recorridos en el mundo. En México tenemos unas cuantas, pero seguramente no son tal peligrosas como las que se muestran aquí. Dos o tres de mis vecinos camioneros en Linares fueron velados con ataúd sellado porque decían que nadie debía ver lo que había dentro (o lo que no había).

Esto es lo que incluye el documental: 

Yungas (Bolivia) acaba con alrededor de 100 personas al año, aunque en una sola ocasión acabó con las 100 en un sólo día, cuando cayó al vacío un camión de pasajeros. 
Tail of the dragon (EUA-Tennesee) es donde muchos motociclistas van en busca de aventura y acción y encuentran la muerte.
Guoliang Tunnel (China). Y mientras muchos utilizan estas carreteras mortales en busca de adrenalina, en esta villa china tienen que utilizar el túnel por pura necesidad.
De 1972 a 1977 fue construído (perforando la montaña) por solamente 13 personas sin ayuda del gobierno, porque les era imperativo salir del aislamiento que les significaba no tener acceso a ninguna parte.
Moki dugway (EUA-Utah). Sus apenas 3 millas son más peligrosas que las 12 de ''la cola de dragón'' en Tennesee, por el clima extremoso. Turistas que desconocen la trampa a la que entran muchas veces se ven obligados a llamar al 911 porque se rehúsan a seguir, a regresarse y prefieren que alguien los escolte hasta la salida.
Carretera Karakoram (Pakistán) Durante sus 20 años de construcción, más de mil personas murieron despeñadas. 
Camino Chacas (Perú). Lo más peligroso de esta carretera, además de lo estrecho, es que tiene cerca un volcán activo, lo que representa un peligro constante.
Paso Red Mountain (EUA-Colorado). Fue construído en 1880 por mineros y ahora lo recorren más de 750,000 personas al año. De todas las muertes en EUA por avalanchas, la mitad suceden aquí. 
Paso KG (Afganistán). Es un camino al que nadie importa porque con el asunto de las guerrillas y demás, menos tardarían en asegurarlo que lo que los demás en destruirlo...