Wednesday, February 04, 2015

Fury at Furnace creek (1948)

Los apaches, que seguramente nunca habían escuchado hablar de Troya, se infiltraron al fuerte de Furnace creek dentro de las carretas y acabaron con todos los militares.

El mayor Blackwell, quien estaba a cargo del fuerte en ese momento es el principal implicado, pero él jura ser inocente. Pero tanto lo acosan pues no lo pueden torturar para que confiese, que al pobre anciano le da un infrarto y cae al suelo sin vida.

Uno de sus hijos, también dentro del ejército, no lo cree capaz, pero no sabe de momento como comprobarlo, pero su otro hijo, del que casi nadie sabe porque tienen tiempo distanciados y que ahora está en la cárcel por parrandero y jugador, es quien bajo una identidad falsa, llega al pueblo a investigar por su propia cuenta y descubrir al verdadero responsable.

Como Tex Cameron descubre a alguien que podría atestiguar a favor de la honorabilidad de su padre, sólo que esa persona corre peligro por lo que sabe y deberá ser mantenido a salvo. También conoce a una muchacha que quedó huérfana durante la matanza del fuerte y quien odia al Sr Blackwell, pues no sabe que éste es su hijo y también desconoce que fue incriminado bajo intereses que convenían a otras personas.

Las cosas se complican cuando el hermano militar también llega a investigar, y como Tex, o Cash, que es su verdadero nombre, ya lleva bastante avanzado, su presencia podría arriesgar la vida de ambos. 

El único testigo es asesinado por sus compinches, pero afortunadamente tuvo tiempo de escribir una nota donde confiesa, de su puño y letra, deslindando al Sr Blackwell de toda culpa.