Wednesday, February 11, 2015

Fresh off the boat (2015)

Hace 6 años el éxito de MODERN FAMILY tomó a todo mundo por sorpresa. De hecho, de todos los programas de televisión que dieron inicio en 2009, no deben ser ni cinco los que todavía están al aire. 
El elenco, rápidamente demandó aumento de sueldo y seguramente para poder recuperar la inversión, el canal 13 ha lanzado otras dos series similares, pero una con un elenco totalmente afroamericano y ahora esta, con asiáticos.

La de los mothernos no la he seguido fielmente, aunque lo que he visto me ha parecido muy divertido.
La de los negros empezó el año pasado, pero no la quise ver por lo mismo, y ahora, ya picado por la curiosidad, empecé a ver esta. Ayer dieron los primeros dos episodios.
Esta basada en una familia que sí existe.
No es graciosa.

La familia de los Huang desea triunfar en el mundo de la gastronomía. Tienen tres hijitos y a uno de ellos le gusta el rap y una vecina buenona, que está casada con un divorciado. Aunque todos en el barrio la repudian por lo mismo, a la Sra Huang le ha caído bien y se hacen amigas.
Huang desea a como de lugar atraer clientela a su restaurante, pero por más que lo intenta, nada logra.
Después reciben la visita de su cuñada con su familia y su suegra, así que planean montarles una obra de teatro para hacerles creer que les va de las mil maravillas y ganarles, pues supuestamente existe una rivalidad entre las dos hermanas, que ven a ver a quien le ha ido mejor en la vida.

Total, que al final se descubre que los invitados tampoco son lo exitosos que aparentan y están más quebrados que ellos, que aunque no sean ricos, tienen una familia que se quiere y apoya.

Conozco personas asiáticas muy divertidas y estas no lo son. Ni ellas ni los que les pasa.