Thursday, February 12, 2015

Ellas también son rebeldes (1961)

''¡Yo no voy a repetir los errores de mi hermana, yo SI VOY A SABER ESCOGER A MIS AMANTES!''

En la colección de películas que me recomendó Roberto González, andan varias donde aparece David Silva, y me he dado cuenta de que en todas ellas dice cosas muy chistosas, usando palabras que yo poco he escuchado.

Por ejemplo, en la de SOY PURO MEXICANO dice a su periódico que les conseguirá una noticia ''morrocotuda''.
En EL DESALMADO dice que después del golpe las cosas se pondrán ''a todo mecate''
Y aquí dice que muchas muchachas tienen sus ''dares y tomares'' con los muchachos.
Me recuerda a Gudini cuando dice que Fanny Cano era una chamacona mecatuda y tremendona.

El cadáver de Martha apareció con un balazo en la cabeza dentro de un coche robado. El de Leticia apareció en el cuarto de un hotel, donde también estaba el de su asesino, quien se suicidó después de acabar con ella.
Margarita acabó con la vida de su marido delante de mucha gente, pues primero viuda que engañada.

El caso es que lo que esta película quiere decir es que las mujeres también son rebeldes sin causa aparente, pues muchas solamente se están dejando guiar por los demás y no actúan por ellas mismas, pues carecen de una conciencia propia causada por negligencia de sus padres, que les han dado todo a manos llenas sin importarles que lo merezcan o no.

Y López-Tarso se avienta un discurso de casi un tercio de película al final donde expone, pues su personaje es el de un sicólogo, las causas del problema de esta juventud femenina desenfrenada y la solución (que aparentemente nunca se llevó a cabo, pues las cosas no se ve que hayan mejorado).