Monday, January 19, 2015

Selma (2014)

La palabra clave es respeto-

Martin Luther King Jr. fue un hombre muy importante por su lucha por los derechos civiles de los afroamericanos y aquí se celebra su natalicio el tercer lunes de enero. 

Esta película relata únicamente lo acontecido en un pueblito de Alabama llamado Selma, en el cual el reverendo King tenía principal interés por ser uno de los más retrasados, pues la mitad de su población eran afroamericanos, y de ellos aproximadamente el 1% era quienes podían votar y hasta a eso se les dificultaba. Para que todavía más personas se desalentaran, las oficinas de registro abrían solamente dos días al mes ya muy tarde, cerraban muy temprano y se tomaban descansos larguísimos, para después rechazar a los interesados sin ninguna justificación, por lo que no todos alcanzaban a ejercer su derecho.

En estas fechas otro activista convertido al islam, Malcolm X, abogaba por los mismos derechos (esa es otra película con Denzel Washington), pero King seguía el ejemplo de Gandhi manifestándose sin violencia y por lo mismo, persistían los abusos y las cosas parecían no avanzar. La trama gira en torno a la marcha que daría inicio en Selma y que los llevaría hasta la capital del estado, pero que fue dispersada por un enjambre de policías, quienes a fuerza de macanazos y gases lacrimógenos los obligaron a regresar sus pasos. Lo único bueno de ese intento fue que después de que el noticiero trasmitiera esa noticia por televisión, muchas personas más, al ver la crueldad y la injusticia, se unieron al movimiento a pesar de no ser de la misma raza. 

Han pasado más de cincuenta años y las cosas siguen igual, lo que me hace pensar que únicamente les dieron atole con el dedo para tenerlos en paz y que se aplacaran.

Entre los productores de esta cinta se cuentan a Brad Pitt y a Oprah Winfrey. Ella participa también como actriz en el papel de una mujer que es constantemente rechazada cuando acude a tramitar su credencial y después, usando toda su frustración reprimida agarra a bolsazos a un policía que abusa de los golpes contra un indefenso ciudadano.

Aquí por lo menos no enlatan las películas, pues pensando en los hechos acontecidos recientemente en Ferguson y Nueva York, recordé las palabras de Roberto cuando me dijo que su película LAS ARMAS DEL ALBA retrasaría su estreno dada la situación en México, ya que trata del asalto a un cuartel de parte de unos normalistas en Chihuahua y aunque eso sucedió hace 50 años como lo de Selma, hace poco pasó algo similar en Ayotzinapa y no vaya a ser que la película les de ideas, verdad? Como si los padres y los millones de mexicanos insatisfechos con el actual gobierno necesitaran pretextos para buscar un cambio. A mí me parece absurdo que después de más de 10 años de planeación la cinta ya lleve dos enlatada, y como veo muy difícil que las cosas cambien pronto, a saber hasta cuanto tendremos que esperar para verla. Un video de detrás de cámaras que Roberto tuvo a bien compartir conmigo, me hizo sentir escalofríos y me conmovió. Es impresionante ver cómo quienes sienten que las cosas deberían de ser diferentes, dan hasta sus vidas por promover un cambio que quizás ellos no vean, pero sí las nuevas generaciones.

SELMA, aunque no respete la cronología de como fueron las cosas, por lo menos las muestra, y como sí existieron, nos hace sentir la impotencia y el dolor de quienes sufrieron el maltrato. Maltrato que aún hoy prevalece y que dudo mucho algún día sea erradicado por completo. No se quien dijo eso de que ''cada generación necesita una nueva revolución'' pero creo que tiene razón, y si el cambio es benéfico, hay que intentarlo. ¿Qué les ofreceremos nosotros a las futuras generaciones? ¿Más de lo mismo? Lo dijo el Sr King, no hacer nada nos convierte en cómplices.