Saturday, January 10, 2015

Música en espera (2009)

Después de una problemática separación, Ezequiel solamente vive para su trabajo y así medio pagar sus deudas. El compone música para jingles y películas y en este momento tiene un bloqueo que le impide concluir una pieza que ya debería haber entregado.
El casero lo asedia, el saldo del teléfono se le agota y su mente nadamás no le ayuda.

Alguienle dice que copie, que cambie el ritmo o modifique las notas de algo ya conocido, pero su ética le impide hacerlo.

Y así, con el agua al cuello, mientras hace una llamada al banco para ver si le otorgan una prórroga por enésima vez, la operadora lo pone en espera y es cuando cree escuchar una musiquita que le despierta a la musa que lleva dentro, pero en esos breves segunditos no logra afianzarla y al cambiarlo de agente, se le va la inspiración. 

Como la musiquita de cada agente que lo atiende es diferente, Ezequiel se ve forzado a ir personalmente al banco y es cuando lo asalta el destino con una sorpresa: Tiene novia y está a punto de dar a luz!

Sí! Laura, una de las empleadas del banco que lo atendió, recibe sorpresivamente la llegada de su madre, quien ha viajado desde España exclusivamente a conocer a su yerno, así que la muchacha, quien podría romper aguas de un momento a otro, miente diciéndole que Ezequiel es Santiago, el novio en cuestión.

Y ahí está lo divertido, pues Ezequiel ni sabía ni lo esperaba y él lo único que desea es volver a escuchar la huidiza melodía, así que le sigue la corriente a Laura para que ella le facilite los archivos musicales centrales y terminar de una vez el trabajo pendiente.

Con lo que nadie contaba era con la presencia de Cupido!