Thursday, January 15, 2015

Megaquake (2013)

Esta es una serie de 4 episodios de una hora cada uno coproducido por National Geographic y NHK.

Japón, que en su historia ha sufrido los embates causados por terremotos en casi un centenar de ocasiones, ha tratado siempre de mantenerse a la vanguardia en estudios sismológicos, pero aún así, sigue sufriendo pérdidas cuantiosas, tanto materiales como humanas. Y como no, si está situado exactamente en un punto crucial que une cuatro placas teutónicas, que constantemente se desplazan, causando que sus más de 2,000 fallas constantemente provoquen temblores lentos que duran hasta una semana cada tres meses los más agresivos y otros de hasta dos semanas cada seis meses.

Desenterrando datos que predicen el próximo terremoto
Al irse acomodando las placas, arrastran con ellas acumulaciones, lo que hace del desplazamiento uno muy lento y al mismo tiempo provoca que cuando el arrastre desarrolla una cierta presión, da un salto, causando el terremoto. Japón se ha movido casi 6 metros más al este en los últimos dos años.

Un sólo temblor, o aviso previo al terremoto principal, tuvo lugar en una ocasión dos años antes, por lo que nunca se sabe si los avisos realmente ayudarán a las personas a implementar sus tácticas de emergencia o será demasiado tarde para ello.

Vibraciones mortales: Peligros de movimientos de larga duración
Los terremotos son totalmente impredecibles, hay algunos altamente destructivos, como el de Kobe que duró solamente 15 segundos, pero acabó con casi 6,500 personas y sorprendió por su violencia, aunado a que Kobe es un área de gran concentración de movimiento, provocó gran parte de la devastación. Los rascacielos son motivo de estudio y constante evolución, pues muchos continúan vibrando aún y cuando el temblor ya pasó.

Las fallas son grietas que se encuentran por todas partes y es por ello que cuando la roca se hace líquida siempre encuentra su válvula de escape. 
En Japón se destina un fondo de 60 billones de yens anuales para estudios sismológicos gubernamentales y 30 billones más para fundaciones de estudios independientes.


La trinchera de Nankai: Decifrando las señales de la tierra
Estudian hasta las norias para ver cuando baje el nivel del agua y todo eso con el fin de saber cómo se está comportando el subsuelo, pues de ello depende saber si habrá actividad telúrica o no.