Wednesday, January 21, 2015

Hannibal: Rome's Worst Nightmare (2006)

''Sabrás como ganar, pero no sabes que hacer con la victoria''

Le dijo Asdrúbal a su hermano cuando tras la más sangrienta batalla contra Roma, Aníbal no terminó de concretar su triunfo. Y ya era cosa de nada, pues Roma había perdido más de 60 mil soldados. El error fue no acabar con los emperadores y cónsules. Después ya no se pudo hacer mucho, porque ya habían luchado por más de 10 años y muchos de los aliados de Aníbal, sintiéndose defraudados, decidieron retirarse. 
Scipio, aprovechó todo este tiempo en guerra, para estudiar y aprender de las estrategias de Aníbal, para despues utilizarlas en su contra.
En los 7 años que le tomó a Aníbal reunir a los casi 50 mil elementos a su cargo, Roma se fortaleció y aunque el ejército romano contaba con apenas 30 mil, en ese última batalla en Zama, la estrategia de Scipio funcionó, dándole la victoria.

Aunque nos cueste más trabajo, pero nos los fregamos!

Parecía ser la motivación de Aníbal, quien era capaz de recorrer grandes distancias en mucho más tiempo, con tal de evitar cruzar los mares, que estaban fuertemente resguardados por los romanos.

Porque su padre luchó contra Roma y perdió, y desde entonces creció en él un odio desmedido que pasó a su hijo a través de una promesa donde Aníbal juró, a pesar de su corta edad, ser enemigo de los romanos hasta el último día de su vida.

20 años después de la batalla en Zama, Aníbal se suicidó y poco les duró el gusto a los romanos, pues Scipio murió poco tiempo después. 
Aunque pelear era el único aliciente en la vida de Aníbal, nunca le produjo ninguna satisfacción y prefirió acabar con su vida al no poder seguir en las batallas.