Sunday, December 28, 2014

The trojan women (1971)

Elena poseía tal belleza que podría hundir miles de embarcaciones. 
Y no sólo hizo eso, sino que provocó una guerra de más de diez años entre griegos y troyanos, que culminó con la caída de Troya gracias al famoso caballo.

Esto ocurre después. 

Las mujeres que sobrevivieron, deambulan entre las humeantes ruinas de la ciudad, esperando lo peor.

Y lo peor es que ahora todas fueron rifadas entre los soldados y serán sus esclavas en Grecia. Las más afortunadas serán concubinas.

Hécuba (Hepburn) se lamenta cuando llega su hija Cassandra (Bujold), quien tiene un don y una maldición, a decirle que ella ha visto el futuro, y que al llegar a su destino será asesinada. Eso gracias a su don, pero como la maldición es que nunca nadie le crea nada de lo que dice, su visión profética tal vez no sucederá.
Su nuera Andrómaca (Redgrave) también será concubina, pero ella tiene un hijo, y ante el temor de que crezca y un día decida vengar la muerte de su padre, lo asesinan los soldados.
Elena (Papas) también irá a Grecia, y ante la posibilidad de que sea ejecutada, ruega por su vida a su todavía marido Menelao. Hécuba la acusa de ser la causante de esta tragedia griega y pide a Menelao no tenga compasión, mientras adolorida recibe los restos mortales de su nieto para darle sepultura.

Aquí la ley del poderoso rige la vida de los demás y aunque el dolor sea mucho, desacatar las órdenes podría causar todavia más sufrimiento. 

Muy guapas todas en la flor de su juventud, excepto la Sra Hepburn, por supuesto, quien a pesar de su edad, lucía un corte de pelo que dudo haya existido en ese tiempo...