Monday, December 01, 2014

The giver (2014)

Esta portada me recordó a uno de los muchachitos de DEAD POETS SOCIETY y fue por eso que me animé a verla, eso y porque en los cortos Jeff Bridges me recordó bastante a James Coburn. Nada más. Pero bueno, también me gustan las sorpresas y esta película puede ser una buena, o mala.

Jonás tiene un amiguito que hace reír a todo el mundo y una amiguita que los hace sonreír... Fueron creados artificialmente por expertos en genética y después asignados al hogar perfecto para ellos. Así es la vida en esta parte del mundo en 2048. Además de intentar la perfección de esa manera, por causa de la guerra más reciente, decidieron borrar la memoria y todo mundo vive en paz y armonía en un mundo tipo ''Stepford'', sin emociones ni sentimientos, sin color ni diferencias de ninguna clase.

Bueno, diferentes sí son, porque Jonás es único y posee inteligencia, integridad, valor y la capacidad de ver lo que muchas personas no ven, lo que lo hace el receptor de todos los recuerdos del pasado. En cada generación, alguien es designado para ese propósito, pues es quien debe implementar esos conocimientos y asistir en lo que haga falta a los jefes de estado en caso necesario.

Aunque cualquier cosa puede pasar, dudo que en 34 años nuestra sociedad llegue a ser tan perfecta como esta, pues aquí además de la robotización humana, tienen controlado el clima a su conveniencia, y no tienen permitido salir del área en que viven, a menos que sean adultos ya muy mayores y que debido a su retiro, vayan allá a pasar sus últimos días. En otras palabras, nadie ve morir a nadie porque los mandan a morir fuera.

Bridges, aunque es viejo, es quien debe trasmitir los recuerdos del pasado al joven Jonás, pues su hija, que era a quien le tocaría hacerlo, al no poder con la resposabilidad (y al ir descubriendo el horror de mucho de lo que vió en esas vivencias) se suicidó hace diez años. El joven tiene prohibido contar a nadie lo que sabe hasta que llegue el día en que él trasmita esos recuerdos al siguiente receptor, en este caso su ''hermanito'' Gabe, con quien empieza desde que el bebé llega a su casa.

Para mí que por la pérdida de su hija, el ''dador'' tiene plan con maña y en secreto anhela que Jonás utilice sus conocimientos para llegar a un cambio que saque a esta sociedad de su indolencia y su olvido.

Al saber lo que es el amor y el dolor, Jonás buscará la forma de devolverle la igualdad a esta sociedad robótica que no experimenta ninguna emoción. Poco a poco tratará de compartir sus conocimientos con el resto del mundo dentro y fuera de ese ambiente de apariencia perfecta, aunque en ello arriesgue su vida.