Tuesday, December 30, 2014

Terror in the haunted house (1958)

Aunque Sheila vivía en Suiza y acababa de casarse, no era del todo feliz.

Sus noches estaban plagadas de la misma pesadilla recurrente: Una casa fantasmal que la aterrorizaba!

Por esa razón Philip, su marido, la hacía ver por un sicólogo que la ayudara a recuperar su salud mental, que parecía disminuir noche tras noche.

Cuando la dan de alta, regresan a EUA y mucho cuidado con lo que deseas, porque la casa de sus sueños era precisamente eso, la que la aterraba noche a noche y que ahora se erguía amenazante frente a ella. 

Sheila se resiste a entrar pero su marido le recuerda que juró ante el padre en el altar obedecerlo y entonces le dice, ya nadamás falta que el papel tapiz de la recámara del segundo piso a la izquierda sea un horroroso estampado de girasoles gigantes y para sorpresa de ella, SI ES!!

La película poco a poco nos va involucrando en este mundo irreal y nos hace preguntarnos cómo es que ella sabe a ciencia cierta la distribución y el decorado de la casa, y así es que nos enteramos que todo es un plan de su marido, pues con eso de que ella nunca está segura de nada y menos ahora, es plastilina en sus manos y podrá moldearla a su capricho.