Thursday, December 04, 2014

La residencia (1969)

El pánico se desató en el colegio para señoritas cuando una a una empezaron a desaparecer.

Sus padres las enviaban allí porque en casa eran insoportables y debían aprender modales y etiqueta. Lo que ellos no sabían era que en ese colegio exclusivo había tres hombres, y bueno, el hombre es fuego y la mujer estopa.

Uno de ellos, el que les lleva la leña, sólo las visita cada tres semanas, y cuando digo que las ''visita'' quiero decir que les da para sus chicles, y ellas encantadas, nadamás se van turnando.
Los otros dos son el encargado de mantenimiento y el hijo adolescente de la Directora, la Señora Fornó, quien tiene terminantemente prohibido acercarse a ellas y mucho menos tocarlas ni hablarles, pues no son dignas de él, por sucias! Y claro, como no iban a estar sucias si se bañaban VESTIDAS!!

El caso es que Luisito Fornó se las ingeniaba para espiarlas y soñas con ellas las más perversas fantasías. Su madre podría haber sido dominante, estricta y castrante pero afortunadamente, no le leía los pensamientos, que si no!